Busca en mi blog

Busca en la red

19 de abril de 2009

Seis consejos para mantener el VIENTRE PLANO todo el año


Comienza a disfrutar de un vientre de película y lúcelo un como tabla todo el año con estos seis sencillos truquillos que puedes realizar a cualquier hora y cuando tú quieras.


Toma nota:



  • Mantén tu espalda recta y derecha. Si andas todo el día agachada y con los hombros caídos, tus abdominales están siempre relajados. Con el sólo hecho de enderezar tu espalda y caminar derecha tus abdominales automáticamente se contraen y están continuamente trabajando, aunque no los sientas.

  • Esconde el vientre. Cada vez que quieras realizar alguna fuerza, o mover algún mueble, esconde el vientre o bien ponlo duro. Con esto estarás concentrando en tus abdominales la fuerza que haces, logrando que trabajen ellos en lugar de tu espalda. Esto los tonifica y evita posibles lesiones o dolores en tu columna.

  • Respira profundamente. Cada vez que puedas o lo recuerdes realiza respiraciones profundas, inhalando por la nariz hasta inflar tu vientre y luego votando el aire por la boca hasta que tu abdomen se hunda. Con esto no sólo estás trabajando la musculatura de todo tu tronco, sino que además sirve para que te relajes y te oxigenes completamente.

  • Hidrátate. Bebe dos litros de agua al día, aparte de otros líquidos como sopas, jugos, leche, etc. El agua elimina toxinas y además incrementa el gasto calórico, por lo que te ayuda a disminuir el exceso de peso. Además beber bastante agua también contribuye a reducir tus caderas y tu vientre en general.

  • Contrae tu abdomen. En cualquier momento y siempre que lo recuerdes, contrae tu vientre como si estuvieras haciendo abdominales. Es lo mismo que realizar ejercicios tendida en la colchoneta pero mientras realizas tus labores diarias, sólo tienes que poner tu vientre duro, mantenerlo así por 2 segundos y repetir todas las veces que quieras. Piensa, tonificas tu vientre mientras trabajas frente al computador o ves televisión, mientras conduces el auto, mientras te bañas o mientras caminas. Nada más práctico.

  • Mantente activa. Nuestro abdomen es el centro de nuestro cuerpo, cualquier movimiento o actividad que realicemos necesita de los abdominales, por lo que los estás trabajando con cualquier ejercicio que hagas. Prefiere las escaleras, olvídate del autobús o de conducir si es que vas cerca, camina cada cierto rato después de permanecer mucho tiempo sentada, en conclusión, muévete y tu vientre se estará tonificando.