Busca en mi blog

Busca en la red

27 de mayo de 2009

TACONES ALTOS


Los tacones son un símbolo femenino muy importante: afinan la silueta y hacen unos pies bonitos.

Para algunas mujeres, llevar tacones supone a veces un reto. Te digo todos los trucos para aprender a caminar y cómo llevarlos bien.

En mi opinión, y seguro que muchos hombres lo corroboran,no hay nada más sexy que unas piernas con un buen par de tacones. Es una verdad universal. Caminar con unos centímetros de más te puede proporcionar más confianza en ti, misma sintiéndote más sexy y guapa.
La moda de los tacones altos también tiene un lado oscuro, puede perjudicar el estado de tus músculos y articulaciones y provocar deformidades en los pies.Para evitar llegar a este punto, los expertos recomiendan no abusar de los tacones, llevarlos en ocasiones especiales, nunca de diario. También sostienen que un buen zapato debe respetar la forma del pie (tobillo, empeine, dedos…), darle protección y soporte.



En cuanto al tacón, la altura intermedia oscila entre dos y cuatro centímetros, nada de calzado plano ni de tacones interminables.


Camina bien con tacones
1.-Contonearse al caminar. Para caminar bien con los tacones, hay que contonear las caderas, como si estuvieses desfilando, para mantener el equilibrio. Siempre de forma discreta para evitar un aire vulgar.

2.- Entrenarse. En pequeños recorridos, en casa o en pequeños trayectos. No se trata de hacer un maratón en tacones, sino de sentirte segura de ti. ,

3.-Elegir la buena altura. El tacón mínimo para evitar problemas de espalda es de 3 centímetros. Con más de 9 centímetros el pie estará muy arqueado y te arriesgas a perder el equilibrio. La altura justa es de aproximadamente 5 o 6 cm

4.- La estabilidad del zapato es lo que cuenta. Cuando te pruebes los zapatos, tienes que sentir que los pies permanecen firmes, sin tambalearse. Elige un tacón ligeramente cuadrado y una plataforma que ofrezca un buen arqueo.
Elige los tacones adecuados
- Las que NUNCA llevan tacones:¿Eres de las que se pasa el día en zapatillas o bailarinas? No olvides que no es bueno caminar a ras del suelo, sin un mínimo de tacón, porque corres el riesgo de sufrir problemas de espalda. Evita saltarte las etapas y no elijas unos tacones de más de 6 cm. Si la tentación es más fuerte, opta por unos zapatos con cuña, más estables.

- Las que SIEMPRE llevan tacones (como yo): Estás acostumbrada a llevar taconazos y no se te resisten ni los tacones de aguja más altos. Todo está permitido ¡pero cuidado con los esguinces de tobillo!

Qué tacones llevar

-Si estás rellenita: Elige tacones altos que afinen la silueta. Caminar con tacones hará que trabajes los músculos de las piernas sin que apenas te des cuenta.

-Si eres bajita: Elige zapatos cómodos, sobre todo de cuña con suela fina o zapatos sin pulsera (pues acortan la figura)y tacón cuadrado.

-Si eres alta: No hace falta que lleves demasiado tacón. Zapatos con tacón fino de no más 6 cm para evitar el aspecto jirafa.

-Si estás delgadita: Todo te está permitido. Tacones con cuña con faldas por la rodilla. Con pantalones pitillo, los tacones te darán un aspecto chic muy moderno.

Cómo no sufrir las consecuencias de los tacones

Hay claves para poder llevar esos modelos increíbles y taaaaaaaaaaaaan altos, y que tus pies, no sufran las consecuencias.

Según los expertos, es recomendable usar en la cotidianidad aquellos zapatos que tengan tacones que oscilen entre 1,5 y 3 centímetros, y para las ocasiones especiales, usar unos que tengan unos centímetros más.

Si eres de las mujeres amantes de los tacones bien altos, opta por los zapatos cerrados, ya que al sujetar mejor el pie, dan mayor equilibrio y apoyo. Además, se aconseja utilizar zapatos de diferentes alturas a lo largo de la semana, para de esta manera acostumbrar a tu pie a andar con tacones.Es verdad que muchas mujeres cometen ese error, usan tacones sólo en fiestas, y claro, al volver a casa los pies gritan de dolor.

Y una vez que el daño está hecho...

Existe una varita mágica para hacer desaparecer esas incómodas y dolorosas ampollas que nos salen al principio de la noche cuando salimos de fiesta, o de boda...pues SÍ!!!

Al principio, cuando me lo recomendó mi farmaceutica fui un poco escéptica y no me lo creí pero aún así me lo compré, pues me gusta probar todo lo nuevo que sale.

Compeed ampollas, es para utilizar para cuando el daño ya está hecho.Compeed proporciona un alivio natural del dolor que causa la ampolla, de forma instantánea,parece mentira pero es cierto. Al absorber la humedad natural de la piel forma un gel suave protector que asegura el efecto almohadilla optimo que reduce la fricción y la presión.Cuando el rozamiento de los zapatos produce la eliminación de las capas superficiales de la piel y se forma una ampolla, Compeed actúa como una segunda piel:

▪ Protege y tiene efecto almohadilla sobre el rozamiento, reduciendo instantáneamente el dolor de las ampollas

▪ Repele el agua, la suciedad y los gérmenes previniendo las infecciones.

Compeed ampollas permanece en su lugar durante varios días, favoreciendo la rápida cicatrización natural de la piel. Van 5 apósitos y cuesta alrededor de 5€.

También me compré Compeed Stick Anti-Fricción, es para evitar que el zapato te haga rozaduras. Si tu intuyes que el zapato que vas a ponerte te va a rozar en una o varias zonas en concreto,aplícatelo en los pies o en cualquier parte del cuerpo donde quieras prevenir un roce (por zapatos nuevos, haciendo deporte...)

Compeed funciona porque reduce la fricción el la piel el instante.Es genial porque es invisible, por lo que es ideal para zapatos abiertos.Es fácil, rápido y cómodo de usar.


¡Pruébalo y ya me contarás como funciona!