Busca en mi blog

Busca en la red

24 de abril de 2009

MAQUILLAJE NATURAL




  1. Preparar la piel.

Limpieza e hidratación son la base de todo maquillaje, dos pasos imprescindibles en la rutina diaria. Aplica una pequeña cantidad de corrector rosa sobre las manchas oscuras y corrector verde sobre las rojeces para igualar el color del rostro.


2. Disimular imperfecciones.


Para hacer que desaparezcan las ojeras y los signos de cansancio de tu rostro, difumina con un iluminador por todo el contorno del ojo dando suaves toques con la yema de los dedos.


3. Unificar el rostro.


Aplica como fondo el maquillaje (elige el tono más parecido a tu piel). Para un efecto natural, aplica el producto suavemente con la yema de los dedos; para un acabado cubriente, hazlo con una esponja o brocha.


4. Resaltar los ojos.


Da profundidad a tu mirada. Los tonos neutros la destacan. Difumina una sombra en tono malva neutro sobre el pliegue natural del ojo, de fuera hacia dentro.


*Truco profesional: Aplica una capa de polvos translúcidos en lo alto del pómulo, cerca del ojo. Así, si te cae polvo de la sombra, la eliminarás de un brochazo.


5. Iluminar tu mirada.


Difumina sombra beis en el párpado móvil hacia el lagrimal y bajo la ceja. Remarca con sombra oscura el exterior siguiendo la linea de las pestañas; también en las pestañas inferiores, de la mitad hacia fuera. Ahora aplica máscara negra.


6. Rediseñar tus labios.


Dibuja el contorno del labio en un rosa neutro que se adapta a todas las barras en tonos naturales.


*Truco profesional:Aplica un poco de base de maquillaje en el contorno desdibujando su forma. Para aumentar su tamaño, perfila el contorno por fuera y para reducirlo, sigue su contorno justo por debajo de la linea natural.


7. Realzar tu sensualidad.


Rellena el labio con una barra que resalte el tono natural de tus labios. Si te gusta el acabado "gloss", aplica con pequeños toques, sin arrastrar, una fina capa de brillo de labios en tono rosa irisado. Tus labios resplandeceran.


8 . Esculpir tu rostro.


Para finalizar el maquillaje y lucir un tono radiante, no te olvides del colorete. Además te ayudará a crear volúmenes y ángulos en tu rostro. Marca el pómulo justo por debajo y difumina suavemente el tono de colorete en dirección a la sien. Haz lo mismo con el otro lado de la cara.


9. Potenciar el color.


Ilumina tu piel. Difumina una fina capa de maquillaje de perlas. Sólo un toque en pómulos, frente, nariz y barbilla reavivaran tu color.


¡ESTARÁS RADIANTE!